miércoles, 28 de septiembre de 2016

Opinión: Mis mosqueos y desvelos con la App de Ivoox.

No es ningún secreto que mi plataforma favorita para escuchar mis audios favoritos, podcasts paranoicos incluidos, es Ivoox, la plataforma Spreaker, no me termina de gustar, ya que no termino de entender su filosofía y en cuanto a Itunnes, cada vez que la oigo nombrar me entran una serie de escalofríos fríos y malestar general, debido más que nada a mi alergia a las manzanas mordidas.

Naturalmente cuando estoy en casa los audios los escucho a través del teléfono, en mi caso un bq aquaris de 4.5 pulgadas, en streaming utilizando la wifi (Güafi que dirían los de las gamas altas), pero cuando voy a salir a la calle donde me calzo unos portentosos cascos bluetooth de 13 trece pavos en Amazon -algo más baratos que unos de Appol que vi de 300 Euros, que tenían más o menos la misma pinta que los mios- y escucho los audios que previamente me había descargado en casa.

La cosa pitaba bien hasta que hace un tiempo la App de Ivoox -S.O. Androide- se actualizo, ahí es donde empezó mi peculiar calvario, ya que en vez de descargar los audios en la tarjeta SD esto es en: /storage/sdcard1/Ivoox, que es donde yo tenía configuradas las descargas, lo hacia en la memoria interna del teléfono, o sea: /storage/sdcard0/Ivoox.

Como todos sabrán, la memoria interna de mi teléfono solamente dispone de unos paupérrimos 8 Gigabytes de capacidad donde se encuentra además instalado el sistema operativo, frente a los 32 Gigabytes de la tarjeta SD que tengo instalada. Por mucho que toqueteé la ruta de descarga, esta se almacenaba siempre en la memoria interna.

Desde que paso esto, se han instalado hasta cuatro actualizaciones donde anunciaban que se habían corregido errores de descarga, yo inmediatamente probaba y el teléfono volvía ha hacer los mismo.

Hasta que ayer de la manera más tonta, me di cuenta que en Ajustes de la aplicación, en el apartado de descargas, había una cosa llamada MOTOR DE DESCARGAS, y debajo de este se leía: Motor alternativo (experimental). ¡No me jodas! ¡A ver si va a ser esta tontá!. Total que “clicko” ahí con el dedo y leo: Motor propio para las descargas, soluciona algunos problemas encontrados en el motor nativo. Justo encima, en el cuadro de presentación puedo leer: Motor nativo. Implementación nativa para descargar audios, da problemas en algunos dispositivos. Total que selecciono la opción: Motor nativo.

Inmediatamente descargo un audio de Salmorejo Geek y...¡Aleluya, Aleluya! La descarga se almacena en la bendita tarjeta SD.

Y digo yo. ¿Si una cosa funciona correctamente, para que coño actualizan? ¿Para tocar los cojones?


No hay comentarios:

Publicar un comentario