miércoles, 4 de noviembre de 2020

Relato: El Appeliano XVII - El Sínodo

Al día siguiente Chemi y Borjamari tenían intención de desplazarse a la cercana localidad de Los Altos para visitar la casa del profeta Jobs y el lugar donde había nacido la doctrina de Apol. Ambos lo habían planeado mucho antes de emprender viaje y estaban deseosos de hacerlo. En su Audi alquilado tardarían unos doce minutos en el trayecto y podrían regresar al complejo con tiempo para otras actividades, antes de que fuese hora de comer. La casa había sido declarada un sítio histórico y de obligada visita para los peregrinos. En ella aún vivía la madre adoptiva del siervo de Apol; para la que las continuas oleadas de curiosos, que invadían sus parterres, solo eran una molestia. Sea como fuere, cuando Chemi bajó a desayunar aquella mañana se enteró de que en esos días estaba teniendo lugar un sínodo extraordinario de la Iglesia de Apol y que tendrían que posponer su excursión, pues asistir a este evento era una rara oportunidad. Al parecer recientemente se habían extendido ciertas ideas impías que, de no controlarse a tiempo, podrían causar el primer cisma de la Iglesia de Apol.

-Disculpe prefecto, pero el sínodo está programado para las doce- dijo uno de los peregrinos -Aún faltan unas horas. Yo tengo planes, pero volveré a tiempo.

-En efecto, es como usted dice, pero estarán todos ustedes muy ocupados en ese tiempo- respondió el prefecto, y añadió antes de que nadie lo interrumpiera… -Tendrán ustedes que limpiar la sala capitular y montar las mesas, los escaños y demás mobiliario antes de que lleguen los obispos. Vamos apresúrense a terminar el desayuno.

Aquellas palabras cayeron muy mal entre los peregrinos. De todos ellos, Chemi y Borjamari eran los más dolidos. Chemi dedicó una mirada a su amigo, parecida a la de la noche anterior. Este, comprendiendo que aquello podía ser un error y que peregrinos tan distinguidos como él no podían verse sometidos a la humillación de trabajar. Echó mano a su billetera y se fue a hablar con el prefecto. Luego reconocería que aquello había sido un error y que debía haberse sometido humildemente y dedicado sus sufrimientos a Apol. Porque la conversación con el prefecto y el posterior intento de soborno supusieron la revisión de su estatus. Resultaba que las habitaciones independientes eran un lujo solo concedido a conocidos influencers. Tenías que tener un canal de Youtube con cierto número de seguidores y una vida pública dedicada a alabar las maravillas de Apol. Borjamari no tenía canal y apenas le seguían unas decenas en Twitter. Para colmo se descubrió el soborno de la noche anterior y ambos fueron expulsados de su suite y condenados a dormir en la sala comunitaria en los días sucesivos. También se les aplicarían otros castigos y penitencias que se les dictarían después. Lo tenían muy negro con un soborno, haber comido fuera de las horas establecidas y otro intento de soborno, nada menos que al prefecto general de peregrinos.

Chemi cometió el error de comentar que había trabajado como ingeniero y le asignaron el montaje de los graderíos, cuya complejidad y tamaño requerían de alguien que coordinase el trabajo y tuviera ciertos conocimientos de montaje. A Borja le tocó fregar el suelo y sacudir las numerosas alfombras polvorientas. Ambos ayudaron en la limpieza general del lugar -que estaba espantoso- y a trasladar todas las piezas, los implementos, escaños y demás chismes que iban a hacer falta. Llegada la temida hora del montaje de las primeras gradas, la cosa fue sorprendentemente bien. Dirigió a los demás operarios con firmeza y estipuló el orden en que debía colocarse todo con una seguridad que inspiró confianza hasta a los más escépticos. A pesar de su oscuro estado de ánimo, descubrió con asombro que aquello le gustaba, y sin darse cuenta hubieron finalizado el levantamiento de las dos gradas. Otros armaban las mesas y alineaban las butacas para los asistentes, vestían gradas y colocaban los escaños en su sitio. Físicamente fue un trabajo duro, pero ver todo vestido y en su sitio supuso cierta compensación a su sacrificio.

Los participantes del sínodo vinieron en procesión, con los miembros del tribunal en primer lugar, seguidos de los obispos de las diócesis apelianas de todas las regiones del mundo. Chemi reconoció sorprendido al sacerdote que le mandara meses antes hacer la peregrinación. ¡Resultaba que era obispo de Apol en España! Estaba estupefacto. Detrás de los obispos siguieron muchos sacerdotes y acólitos que acompañaban a sus obispos. Por último entraron los escribientes legos y el resto de los asistentes. Pronto casi todo el espacio estuvo ocupado. Por lo visto se había celebrado una misa para pedir por el éxito del sínodo. Fue una lástima que los peregrinos no pudieran asistir a tan glorioso evento por estar ocupados en los preparativos. Más de uno miraba disimuladamente al prefecto general con rencor. Pero así era la vida.

La primera sesión del sínodo comenzó puntualmente a las doce. La primera desviación presentada a consideración fue el nombramiento del heredero de Jobs y actual cabeza de la Iglesia de Apol, Tim Cook. Se alegaba que aquello había constituido una sucesión fraudulenta, pues la silla de Jobs pertenecía por derecho propio a Steve wozniak. Algunos prelados más extremistas incluso se atrevieron a dudar de Steve Jobs, a quien solo veían como un oportunista, ya que el mensaje sagrado había sido para Woz. Aunque para muchos esto último era impensable, grandes porciones de la Iglesia estaban de acuerdo a que el asiento del profeta pertenecía a Woz. El tribunal dictó que se reservaba este asunto para más tarde y otra desviación fue presentada. Esta vez se trataba del verdadero lugar en que el profeta había recibido la Revelación. Casi toda la Iglesia coincidía en que había sido en el garaje de los Altos, pero muchos aducían que Jobs había sido elegido por Apol cuando meditaba en una cueva cerca de Uttar Pradesh, en la India, y que tal lugar era el que debía ser venerado y no el garaje. Los partidarios de Woz estallaron en gritos, ya que ese planteamiento eliminaba a Woz de la ecuación. Y es que algunos decían que gran parte del mensaje le había sido dictado a Jobs en esa misma cueva, y no en el garaje de la casa de sus padres en Los Altos. Al tribunal le costó recuperar el orden. Se decidió esperar a que se presentasen las pruebas precisas para entrar a valorar este supuesto de la cueva. Uno de los prelados aprovechó el momento para mencionar una variación del asunto de la localización de la Revelación. Dijo que era sabido en ciertos círculos importantes que la iluminación le había llegado a Jobs mientras estaba concentrado en defecar en uno de los baños de la sede de Atari Inc. Aquella profana afirmación encendió los ánimos de la sala de una manera imposible de acallar por el presidente del tribunal, cuya voz era apenas audible entre el vocerío y los improperios que se lanzaban de una gradería a la otra. Airadas acusaciones volaron de un lado a otro de la sala, con caras ceñudas y enarbolando puños con el dedo índice levantado. Algunos trataron de traer a colación sus asuntos a pesar del griterío e iniciaron discusiones privadas con sus vecinos. Pocos pudieron permanecer sentados en sus escaños. Los más se levantaron y profirieron gestos amenazadores con los brazos en alto y voz en cuello. Algunos delegados llegaron a las manos, otros sacudían a sus interlocutores agarrados por las túnicas. Los birretes volaron, los implementos se rasgaron, las vestimentas se mancillaron y, en definitiva, el caos reinó en las gradas. El tribunal se desgañitaba en vano por acallar el tumulto. El sin dios prosiguió con desenfreno. Los escaños empezaron a atravesar los aires y a hacer blanco en insospechadas costillas e inocentes cabezas. Los espectadores de las primeras filas empezaron animando a sus elegidos, para después unirse a la trifulca con las mismas ganas que los demás. Ninguna calva o barba santa fue respetada y parecía que la violencia continuaría hasta que el último contendiente perdiese sus fuerzas. Más en un instante funesto, se sintió un gran estremecimiento seguido de un fuerte crujido que dejó a todos congelados. Y primero una y después la otra, las gradas se quejaron, se cimbrearon y se descompusieron dejando tras de sí escombros y cuerpos caídos.

Los asistentes tuvieron que desistir de sus instintos más primarios y cesar la lucha para acudir al rescate de los obispos y los prelados, que yacían entre las tablas o unos sobre otros en infortunado desorden. Daba pena verlos en ese estado. Pronto tuvieron que apartarse las butacas y el lugar se convirtió en un hospital de campaña. Por suerte no hubo que lamentar víctimas mortales, pero sí muchos heridos, algunos sobre todo en su orgullo. Antes de las cinco de la tarde, Chemi y Borjamari habían logrado escabullirse del prefecto general y se desplazaban en su flamante Audi de camino a Los Altos. Querían ver la casa de su amado Steve Jobs, pero no pudieron dejar de albergar ominosos pensamientos y quizá alguna duda sobre lo que se había discutido en el sínodo, antes de que sobreviniera el caos y la postrera catástrofe.

sábado, 17 de octubre de 2020

Relato: El Appeliano XVI: Peregrinación - El ritual de Infinite Loop

Julio Serrano "mhyst"
<mhysterio@gmail.com>

 



Aguardando a que les abrieran la puerta del lugar más sagrado de la tierra para la religión apeliana, Chemi hacía acopio de recuerdos de su recién comenzada peregrinación. Borjamari había alquilado un coche en el aeropuerto de Oakland, un Audi, que les había llevado por la ruta 880 hacia el sur, en un precioso recorrido por la ribera norte de la bahía de San Francisco, ingresando luego en el condado de Santa Clara y atravesando los municipios de Milpitas, San José, Fruitdale y finalmente Cuppertino, la gloriosa Cuppertino. Depués habían descendido N de Anza Bulevard y torcido a la izquierda por Mariani Avenue. Allí recibieron órdenes de proseguir por la sacrosanta Infinite Loop hasta uno de los aparcamientos para peregrinos situado al norte del complejo. Y así se habían encontrado, después de tantos avatares y desventuras, en la mismísima catedral del Dios Apol.

Aguardamos piadosamente hasta que se abrió la puerta y apareció un jovial acólito en camiseta y vaqueros, con el pelo desordenado, que nos saludó amablemente. Al ver que éramos peregrinos nos indicó que, antes de poder poner un pie en el interior del complejo, debíamos purificarnos ritualmente mediante las siete vueltas a Infinite Loop. Añadió que no volviésemos por allí, pues la zona en la que nos encontrábamos era tan sagrada que solo podía ser contemplada desde lejos. Ni Borja ni yo habíamos oído nada sobre aquella costumbre de las siete vueltas y nos resultó curioso que ni siquiera Infinite Loop rodeara enteramente el complejo de la manzana mordida, ya que en el lado sur se cerraba con la profana Avenida Mariani. Pero para cuando reaccionamos con intención de interrogarle sobre este punto, nos percatamos de que el hombre nos haía dejado, y no nos atrevimos a volver a llamar. El lugar estaba desierto y, a falta de a quién preguntar, decidimos someternos a la purificación y benevolencia de Apol.

No obstante, antes de empezar consultamos el móvil e intentamos empaparnos lo mejor que pudimos sobre la forma más correcta de hacer el ritual. Pronto comprendimos que había tantos métodos como apelianos, aunque para un ojo atento se percibían con claridad tres corrientes principales. La mayoría de ellos, los de la primera corriente, eran demasiado livianos y superficiales como para tomarlos en serio. Los de la segunda corriente abundaban en la mortificación del cuerpo y el rechazo del ego. De entre ellos, había incluso los que recurrían a dolorosísimos cilícios y flagelos, que había que llevar o usar durante todo el ritual. Eso daba mal rollo, así que descartamos tanto los primeros como los segundos. De entre los que quedaban, la tercera corriente, encontramos algo mucho más apropiado y refrescante entre las recomendaciones de Tanya Pypo. Ella se alejaba de la superficialidad con necesarias paradas y las recitaciones apropiadas para preparar mejor el espíritu. Además recomendaba textos concretos para cada parte, lo que reducía agradablemente la libertad de elección, justo como Apol quiere y predica. Y por lo visto había seguido todas sus recomendaciones al pie de la letra en su propia y famosísima peregrinación. Aquello nos dió mucha confianza, y tanto Borja como yo quedamos persuadidos de optar por su método.

Aunque aquello iba a ser más fácil pensarlo que hacerlo. El método de Tanya prescribía paradas cada quinientos metros para arrodillarse, hacer el signo de la manzana y recogerse en oración unos momentos. Durante todo el camino había que ir recitando el poema de San Evaristo titulado "De infiniti iaculatas" o "De las infinitas jaculatorias"; al final de cada vuelta era necesario detenerse y dar gracias a Apol. Lo peor era que había que hacer al menos parte de la última vuelta de rodillas. Todo ello y otras muchas consideraciones y advertencias, junto con infinidad de notas al pie y pequeños corolarios era lo que recomendaba Tanya y que al parecer ella había practicado escrupulosamente, sin saltarse una coma. Menos mal que la Pypo había puesto un enlace al texto original "De infiniti iaculatas", porque yo lo busqué en Google y me salió de todo menos bueno.

Después de completar la primera vuelta, recitando sin descanso el poema de San Evaristo, realizando las paradas y contemplando todo lo que decía el método que habíamos escogido; empezamos a comprender que aquello iba a ser duro. El ritual nos llevaría a recorrer lo menos cuatro kilómetros y medio, si no más. Yo empezaba a reponerme de mi delgadez y debilidad extremas, y aún así aquello iba a suponer una dura prueba para mi físico tanto como para mis pobres nervios. No quedaba otra que dedicar el sufrimiento al Gran Apol.

Cuatro horas después, devastados y sin aliento, habíamos llevado a término el ritual. Gracias sean dadas al Benigno y Acogedor Apol. La noche se nos echaba encima, así que decidimos que ya era el momento de cruzar las ciclópeas estructuras de los propileos y penetrar en el sacrosanto recinto. Allí fuimos recibidos con alborozo, nos lavaron manos y piés, nos ungieron con aceites aromáticos y nos vistieron con el blanco hábito de los servidores de Apol. Fuimos informados de que había pasado la hora de la cena, por lo que pasaríamos enseguida al dormitorio comunal, donde tendríasmos que pasar la noche en una litera entre otros olorosos presentes. A ese placer había que añadirle que no habíamos probado bocado desde el exiguo aperitivo en el avión, aquella mañana. Le lancé una ojiplática mirada a Borjamari y él enseguida pasó a la acción de la manera que más nos convenía a los dos. Borja le hizo una seña al encargado y le pasó disimuladamente un buen fajo de billetes. Eso nos haría la vida mucho más fácil en el centro de peregrinos desde aquel momento. Nos llevaron a una suite de las que ocupan los influencers ricos y, contraviniendo un poco las normas, nos sirvieron una opípara cena en nuestras habitaciones. Aquello era todo un lujo. Poco después, tan pronto como tocamos la cama, caímos dormidos. Y así pasamos la noche inocentes e ignorantes a los desventurados eventos que por fuerza habían de seguirse tarde o temprano.

Peregrinación - día 1
— Extracto del diario de Chemi

lunes, 25 de mayo de 2020

El moderno cacharreo...



Recuerdo que la primera vez que cogí un soldador de estaño me queme los dedos, me encontraba en la clase taller de Formación Profesional, el profesor con gran paciencia nos hacia soldar trozos de alambre formando figuras geométricas, el olor de la resina del estaño, los vapores de la solución de ácido clorhídrico al "quemar" las placas de circuito impreso son sensaciones que han quedado en mi memoria de forma indeleble.  

Unas de mis primeras creaciones fue una radio de "galena" constaba de una bobina, un condensador variable y un diodo de germanio, utilizaba como antena el somier metálico de una cama y como toma de tierra un cable enganchado a un grifo de agua. Únicamente sintonizaba Radio Nacional de España en 584 khz, lo más divertido era, ver a algunos de mis amigos con los cascos puestos, buscar las pilas o el enchufe que hacia funcionar aquel raro y feo aparato...

Por aquel entonces, mis cacharreos iban encaminados a la construcción de antenas, fuentes de alimentación, osciladores telegráficos y todo lo que pudiera diseñar o construir. Admiraba las estaciones sencillas y a lo operadores que a base de maña y paciencia nada tenían que envidiar a aquellos que manejan, gracias a un desahogado nivel económico, caros equipos, elevadas potencias  y majestuosas antenas. 

Cierta vez un buen amigo mio, que es jugador profesional de poker, me dijo: me sabe mejor el dinero ganado en una partida, que el dinero seguro que me proporcionan los "sponsor" que me financian. Pues lo mismo nos pasa algunos radioficionados, saben mejor los QSO hechos con cacharros o elementos de construcción propia que aquellos hechos con antenas y equipos comerciales.

Han pasado los años y la tecnología en comunicaciones de aficionado ha evolucionado. Pero el "juego" sigue siendo el mismo, en eso la cosa no ha cambiado, sigue habiendo gente que se dedica a comprar equipos y hacer radio y otros intentamos hacer lo mismo pero utilizando lo que se podría calificar de medios "alternativos" pero igualmente validos y operativos y ante todo más baratos para llevar a cabo la afición. Los "cacharreros" hemos añadido al destornillador y al soldador, el teclado de ordenador, antes se buscaba en libros y revistas, ahora tenemos Internet, con sus archivos y tutoriales, para construir, diseñar y configurar nuestros dispositivos.

Dejad que os cuente una anécdota, nada más terminar de configurar el servidor de DVSwitch que me da acceso a DMR, me conecte al TG 214 (Talk Group Nacional) con mi viejo móvil, en ese momento había allí  dos estaciones en QSO, un operador  comentaba a otro, que su hijo le acababa de comprar y configurar un caro y avanzado walkie-talkie que le daba acceso a 131 TGs y que además debido a la situación geográfica de su domicilio le había regalado un Hotspot ya que le era imposible llegar desde ahí a ningún repetidor. 

Pedí entrada entrada en el QSO y comente a ambos colegas la condiciones y dispositivos con los que estaba saliendo, fue cuando dije que a través del servidor DVSwitch montado en una barata Rapsberry Pi tenia acceso a los sistemas DSTAR, DMR, P25, NXDN y FUSION, el colega del caro y avanzado "walkie" se "pico", y me dijo aquello de: "yo al hecho de hablar a través de un teléfono o un ordenador no lo considero hacer radio". Pues entonces en tu opinión lo que tu ahora estas haciendo tampoco es hacer radio, le dije yo, ya que ahora mismo tu transmisión difiere únicamente de la mía en cuanto a tu frecuencia de emisión. Ya que tu accedes mediante tu walkie a tu hotspot en la banda de 400 Mhz y de ahí a Internet, y yo, le explique, accedo desde mi viejo teléfono móvil a mi servidor a través de la banda de 2,4 Ghz (wifi) o de la banda de 900 Mhz (4G) y de ahí a Internet. Algo molesto al sentirse ridículo debido a su comentario, este "veterano" colega en comunicaciones digitales, se despidió del QSO, tras desearnos buenas noches...

domingo, 24 de mayo de 2020

DMR para super-novatos...



Estos días de atrás andaba yo con la idea de probar eso del DMR, la cosa en lo económico se esta poniendo complicada por lo que un cortes colega, a través de un canal de FRN me dio la idea de montarme un servidor de DVSwitch, para este nuevo experimento iba a necesitar una Raspberry Pi 3,  un teléfono móvil con Android y una tarjeta SD de 32 Gb, como disponía de Raspberry y de un viejo teléfono móvil la única inversión que hice fue tirar la vieja tarjeta SD de 16 Gb y comprar una nueva de 32 Gb por siete euros y me puse manos a la obra.

1. Conseguir el famoso DMR-ID para eso hay que registrarse en la siguiente pagina: https://register.ham-digital.org/ ahí te piden una serie de datos y una copia en jpg o pdf de la licencia de radioaficionado, el DMR_ID se compone de un número de siete cifras que va vinculado a tu indicativo y se envía mediante un correo electrónico a la cuenta que hayas registrado.

2. Registrarse en Brandmeiser, una vez obtenido el DMR-IDE debemos esperar un plazo mínimo de 48 horas, para que se actualicen las bases de datos locales que vinculan tu indicativo con el DMR-IDE una vez concluido este plazo nos registramos en la siguiente pagina: https://brandmeister.network/?page=register Nos pedirá que pongamos  el indicativo, el DMR-IDE, una cuenta de e-mail y  una contraseña de nuestra elección, una vez hecho esto se nos comunicara nuestro registro en un mensaje de correo electrónico.

3. Descargar la imagen de DVLIN V9 que contiene el servidor DVSwitch  en la siguiente pagina: https://drive.google.com/file/d/1Z3EhCao9Z42UUJoUYumH5EgG7lrGMLcK/view la imagen esta comprima en .rar y pesa 3 Gb una vez descomprimida la imagen pesa 15 Gb esa es la imagen con la que que quemar la tarjeta. Instalaremos también en el teléfono android la siguiente .apk  que se llama DVSwitch mobile disponible en play store: https://play.google.com/store/apps/details?id=org.dvswitch&hl=es_419  o en la siguiente pagina: https://apkpure.com/es/dvswitch-mobile/org.dvswitch Para comenzar con la primera configuración  recomiendo leer atentamente el siguiente documento: http://www.ea5rca.es/CARPETAS/Documentos/DVSW.pdf.

Si realizáis esta primera configuración el cacharro pitara correctamente en DMR, aunque no olvidéis acceder a la pagina de Brandmeiser: https://brandmeister.network/?page=login y una vez logeados, configurar el self care, esta justo debajo de tu indicativo, ahí debemos poner "Language: Español" y "Hotspot Security: on", si no hacéis esta mínima configuración el servidor no funcionara.

4. Una vez familiarizados con la configuración del servidor y el cliente, recomiendo hacer la siguiente configuración, que es la que, a mi opinión, la que mejor ha funcionado, la podeís ver en el siguiente tutorial: https://www.youtube.com/watch?v=0g3up2to1ZA

A "priori" para los ya iniciados este pequeño articulo puede parecer una "chorrada" pero este escrito va más bien dirigido a  personas, que sin tener a nadie cerca a quien echar mano para aclarar dudas, se pongan por primera vez a configurar este tipo de dispositivo...

P.D. Desde aquí  dar las gracias a los creadores de la imagen por su estupendo trabajo...



sábado, 16 de mayo de 2020

Criticas al futuro y añoranzas del pasado.


Mi ultimo articulo publicado en el blog a desatado una serie de criticas hacia lo que algunos llaman la radio de "pladur", me estoy refiriendo a modernos sistemas (o para algunos ya antiguos) de comunicación del tipo: Echolink, FRN, Zello o DMR con todos sus modos de transmisión disponibles.

Algunas de las cuales dicen lo que sigue: 

"Perdona que te diga que esto de futuro no tiene nada , una cosa es el avance informático y el avance en tecnología pero una cosa es lo analógico y otra lo digital , váyanos por partes.
En sonido hay muchos de estudios discográficos que vuelven con el sonido analógico de pasado a lo digital ¿ por que ? Por que la calidad de lo analógico es muchísimo mejor que lo digital.
En el tema de radioaficionados es muy fácil en telecomunicaciones se usa un equipo una fuente de alimentación y una antena , dependes de la comunicación de la propagación y del equipo que tengas junto con la antena , aunque esto último es lo que más atañe a una calidad. ¿Esto si se cae internet que haces? Para nada veo un equipo analógico aunque hoy en día van con menús digitales pero la base es en ondas nada que ver con esto . Por experiencia propia lo tuve y ni hablaban con lengua de radioaficionados ni tenían educación. Este es el futuro para quien lo quiera un EA de toda la vida jamas aceptará esto como radioafición".

"Pues si, y lo que mola fabricarse tus propias antenas y experimentar, que no lo quite nadie"

"Dijeron que los radioenlaces eran el futuro, ahí quedaron en el olvido, eQso, FRN, Raidcall, Echolink, etc... dijeron que el APRS era el futuro...ahí lo tienes completamente abandonado y han quitado casi todos los digipeaters, dijeron que el RTTY, luego que el PSK, después llegó el DMR que no lo usa ni su padre sin conexión a internet, luego que el C4FM que mas de lo mismo... y así con todas las modas que van saliendo... Al final lo único que perdura es la radio analógica simple".

"¡Cuantas veces habré oido esa tontería de... "Esto es el futuro" y ahí se han quedado en la estacada! La radio VoIP es una mierda y eso te lo dice uno de los primeros en montar radioenlaces y servidores de España en el 2002. Al final todo eso no llega a nada, es una pérdida de tiempo. Lo mejor es coger tu radio analógica, ayudarte de tu antena y dejarse de tonterías".

He de reconocer que algunas no van muy desencaminadas y son dignas de tener en cuenta...

"Era otra manera de entretenerse , y más para aquellos que no tenían posibilidad de ello , solo vía Ordenador y hablaban norte sur y extranjero .....No lo estoy defendiendo radio vía Internet es otra modalidad más. ..y yo salia mucho y tenia un radioeléctrico puesto ..
Pero antes de esto hecho mucha radio en banda lateral y banda local....no critico esto , solo crítico la composturas del operador que esté"

y por ultimo las opiniones que más me gustan, por lo absurdo de las mismas...

"Es como comparar unas zapatillas para correr con un coche. No tiene sentido. Sin más"

"Teniendo whatsapp y similares, esto son estafas con aspecto de radio"

Sospecho que alguno de los que hacen estas criticas, ni saben de los que hablan, ni mucho menos entienden en realidad la filosofía, ni la finalidad de estos sistemas. Algunos de estos operadores verán como una respetable forma de hacer radio la de llamar "Breico, breico" dar paso a la estación y esta no tener nada más que decir, o la forma de radio "concursera"  algo más "seria" que se limita al "5 9" "gracias por su llamada" y luego si te he visto no me acuerdo. A mi particularmente como ya he dicho en múltiples ocasiones esta forma de hacer radio no me gusta pero la respeto, eso amigos míos se llama tolerancia. 

Seguramente el colega que menciona en su absurdo comentario lo del "Whatsapp" desconoce que ya los radioaficionados, utilizaban el radiopacket, en donde había, sin conexión a la primitiva Internet de entonces, unas cosas que se llamaban BBS, una suerte de mensajería instantánea y a la vez un tablón de anuncios, donde los radioaficionados de entonces se dejaban mensajes. En cuanto a su alusión a las "estafas" me permito recordar a este lector, que todos los medios mencionados, se pueden obtener, con la mera configuración de dispositivos antiguos, bien sean ordenadores o teléfonos "inteligentes", dispositivos que a buen seguro están disponibles y olvidados en casi todos los hogares.

Dice otro lector en uno de sus comentarios ¿Esto si se cae internet que haces?, pues supongo que lo mismo que hacia cuando no había propagación, ni nadie para entablar un QSO local, leer un buen libro y esperar a que la "propa" se abriera. En mi época, otra de las aspiraciones soñadas por los radioaficionados, era poder conectar nuestros equipos a las lineas telefónicas, para poder así ampliar la cobertura de los mismos aprovechando las primitivas redes, algo que estaba absolutamente prohibido y perseguido. Recuerdo como si fuera ayer, como un SySop, amigo mio, con más miedo que vergüenza,  conecto, utilizando un modem telefónico, una BBS española con una BBS sudamericana durante dos horas, dos horas recibiendo estaciones sudamericanas en VHF como si estuviéramos en una conexión local. Ahora todas esas practicas están admitidas y son legales y algunos colegas en vez de aprovechase y disfrutar de ellas ¿que hacen? las critican.

Otra de las cuestiones que este colega al parecer desconoce es el diseño y filosofía de Internet que se basa en la primitiva ARPANET, la red de datos y comunicaciones creada por EE.UU afín de descentralizar sus comunicaciones en caso de un ataque nuclear, ya que aunque se destruyera parte de la misma, esta seguiría funcionado.

Por que lo quieran o no, el futuro ha llegado para quedarse, desde un mero tramite administrativo hasta las llamadas telefónicas, se realizan mediante ordenadores, estas ultimas a través de servicios de VOIP, ¿por que deberíamos los radiaficionados quedar al margen de tales avances y ventajas?.

Y para terminar, haciendo alusión hacia el servicio llamado CBTalk, les diré que los pésimos QSOs que por allí campan, no son culpa del sistema, ni de la apk creada por la empresa Midland, son responsabilidad de algunos de los usuarios que la utilizan y no olvidemos una cosa, que el pésimo nivel de educación de algunos de estos usuarios, también lo podemos encontrar en cada uno de los medios y plataformas utilizados por radioadficionados, tengan estos indicativo oficial o no...

73 de Domingo...